domingo, 27 de febrero de 2011

POCO PARA FESTEJAR




Poco que festejar!

No recuerdo donde leí un artículo que decía: “Nada que festejar”, refiriéndose a lo del día 25. Para no ser exagerados, digamos “poco”. Que no sé si es peor que nada. ¿Qué vamos a festejar el 25?

¿Qué cambió el clima? ¿Qué ahora tenemos más humedad en el ambiente? ¿Cómo iba a ser de otra manera con la cantidad de agua semiestancada que tenemos por todos lados? Con la cantidad de bichos que han ido apareciendo, -¡no precisamente peces en el río!-, sino éstos que pican y traen enfermedades. Las que ya conocemos y las que están por venir. Menos mal que en Iguazú han inaugurado un “Centro de enfermedades tropicales”. (Ya hace años que la OMS, -Organización Mundial de la Salud-, recomendó que no se hicieran represas en zonas subtropicales).
No es lo único. En Posadas tenemos una hermosa costanera, pero nos hemos quedado sin playas, y de momento sin puerto, sin estación y sin trenes. ¡Ojalá que hagan algo por ese pobre “Gran Capitán”!, que era y en parte aún es el transporte de los pobres.
Esto no es nada. Pregúntenle a los relocalizados, que son muchos, qué es lo que tenemos para festejar. Vivíamos enun rancho, junto al río, y ahora nos han dado una casita, -que tampoco es gran cosa-, pero nos han echado en las qui
mbambas, donde no tenemos trabajo, y por lo tanto nada que comer. Nos habían prometido que con Yacyretá íbamos a tener la energía barata. ¡Qué sueño! Y ahora quieren hacer Corpus, y Garabí y Panambí… Para vivir en una isla, ¿no sería mejor irnos a Tierra del Fuego? O a las Malvinas, cuando las recuperemos…

¡Pero es que Usted está en contra del “desarrollo!” Y sin energía no hay desarrollo. No. Yo no estoy en contra del desarrollo sino a favor de la vida y del verdadero desarrollo. No del desarrollo sin vida. (Los primeros que lo pagan son los peces). Del desarrollo sin enfermedades. Del desarrollo sin tanta pobreza e indigencia.
Dicen que desarrollo significa crear fuentes de trabajo. Claro, pero lo que yo veo es que con todas esas obras de terminación de la represa, (¡que no se termina nunca!) no disminuye la desocupación, que es el mayor de nuestros problemas sociales. Es una vergüenza que tantísima gente tenga que vivir de un “plan social”. Esto no puede ocurrir en un país normal. Y esta gente que ya se acostumbró a no trabajar, ¿quién hará luego que se animen a agarrar un pico y una pala? Dicen que algunos ya no quieren ir más a la tarefa. Claro que, con lo que les pagan…
El principal argumento de quienes defienden Garabí y otras represas es que hay que sopesar los daños colaterales queacarrean con los beneficios que reportan. Habrá que ver estos beneficios para quien. Ciertamente para “algunos”. (Por esto se prenden algunos intendentes, y los que están más arriba…) Porque como ya lo dije otras veces, en estas grandes obras públicas es donde mejor se puede robar. Ya sabemos lo que pasó con Yacyretá, que como se dijo, era el “monumento a la corrupción”.
El 25 lo vamos a festejar con bombos y platillos. Incluso van a invitar a algunos excelentes artistas. Será un show a lo K. Aunque me he enterado que algunos de los mejores no quieren venir. Pienso que algunos, más que festejar van a reclamar que nos escuchen a los misioneros.



Joaquín Piña Batllevell
Obispo Emérito de Iguazú

Radio Cataratas - Pto. Iguazú - Misiones - 20/02/11
http://www.radiocataratas.com/noticia_9725.htm

Invitamos a visitar la página http://acdpe.blogspot.com
pertenece al patrimonio encarnaceno, Paraguay
o haga click desde nuestro blog, a la izquierda.
Las fotos fueron extraídas de internet