domingo, 28 de febrero de 2010

BASURA-¡CUÁNDO SE QUIERE SE PUEDE!


La iniciativa de los docentes Alberto Brich y Jorge González junto a los alumnos de la escuela secundaria Nº 132 "Basavilbaso" fué muy bien recibida por la comunidad y en pocos días fueron muchísimos kilos de "chatarra tecnológica" que recogieron de sus recorridas por los distintos barrios de la ciudad. Lamentablemente la campaña sufrió alteraciones por las restricciones dispuestas por la pandemia de Gripe A y las protestas gremiales de los trabajadores de la educación, sin embargo logró el cometido de hacer conocer a los vecinos la necesidad de una correcta disposición de este tipo de residuos, debido a que en su mayoría tienen componentes tóxicos que pueden llegar a contaminar el ambiente.
La chatarra fué cargada en un camión del municipio
"El propósito de la campaña fué generar conciencia de la necesidad de encontrar una correcta gestión que solucione la situación que muchas veces sin darnos cuenta estamos ocasionando con el simple echo de cambiar nuestro teléfono celular", dijo Brich. El docente afirmó que el cambio de conducta implica que no arrojemos este tipo de basura, comúnmente llamada "chatarra tecnológica" con los residuos domiciliarios comunes, y en lo posible acercarlos a lugares de tratamiento adecuado evitando provocar un impacto negativo en el medio ambiente, ya que es posible que contengan metales pesados tales como mecurio, plomo,cadmio, cromo, sustancias halogenadas como CFC´s, PCB´s, PVC´s algún retardador de llama o también amianto y arsénico. Además para lograr la neutralización de estos compuestos o remediar los daños que pueden provocar se necesita de fuertes inversiones y peor aún de muchísimos años.
La campaña, bajo el lema "LA TECNOLOGÍA TAMBIÉN SE RECICLA", logró en gran medida "limpiar" a la ciudad de artefactos eléctricos en desuso con el propósito de su reutilización. "Nos movilizó promover que la población adopte el concepto de desarrollo sustentable y la importancia de la correcta gestión de aparatos electrónicos al finalizar su ciclo de vida útil. La incorporación del concepto reducir, reutilizar, reciclar y revalorizar en relación con la gestión de los electrodomésticos en desuso permitirá reducir la cantidad de residuos que enviamos a la basura", dijo el profesor Jorge González. El docente, que celebró que en los pocos días que duró la campaña se reunieron miles de kilos de equipos de telefonía fija y celular,(teléfonos, faxes, centrales telefónicas), computadoras, notebooks, monitores, equipos de impresión, de audio y video, etc. En la segunda etapa de lo planificado se cargó en un camión para su traslado hasta una planta de reciclado de Buenos Aires donde serán clasificados, separados y eventualmente revalorizados por la empresa Scrap y Rezagos S.R.L.
"Fue una experiencia muy linda trabajar con los alumnos y lograr que un tema contenga a toda la comunidad, o la mayor parte de ella. Los vecinos colaboraron, como lo hicieron también las autoridades, y seguramente queda mucho por hacer pero se logró dar un paso correcto en procura de una gestión que solucione una situación compleja que implica no arrojar la basura en cualquier lugar y menos aún los residuos electrónicos junto a los domiciliarios comúnes" opinó Gonzalez
Este artículo fué extraído de www.fmriel.com.ar de la ciudad de Basavilbaso, Entre Ríos, Argentina. La foto también es de su propiedad.
REFLEXIÓN: si un grupo de estudiantes y docentes comprometidos con su ciudad y el futuro obtienen este logro ¿cómo una municipalidad como la de Concepción del Uruguay no lo puede hacer tras años de promesas incumplidas con respecto a los residuos de cualquier índole?
ong VIDA-asociación civil VIDA-Concepción del Uruguay, Entre Ríos, Argentina